“Si controlas las expectativas, controlas las emociones” – Diálogo con Li Zhuming

 Las emociones son un aspecto esencial del management, por supuesto. Particularmente en posiciones de alto nivel, como la que ocupa Li Zhuming, quien se desempeñó como CEO de Huawei en Argentina por los últimos cinco años. Jim, así también llamado, lideró el proveedor de telecomunicaciones de mayor crecimiento del país –y también del mundo.

Entonces, ¿qué es lo que este líder piensa (y siente) sobre las emociones cuando se trata de fusionar dos culturas aparentemente disjuntas –la china y la argentina? ¿Cuáles fueron los mayores desafíos motivacionales dado el escenario actual de la Argentina?

Jim, con personalidad calma y reflexiva, muestra que piensa dos veces antes de abrir la boca. Sagazmente, brinda mensajes claros y no deja caer ninguna palabra de más en su diálogo. Saber escuchar también resulta un rasgo obvio de su personalidad. Jim cree firmemente que las emociones son muy importantes en el trabajo.

Además de los asuntos de arriba, hablamos sobre aprender a controlar nuestras emociones, tomar decisiones, las diferencias culturales entre las metodologías chinas vs. las occidentales, e incluso de medicina y algo de filosofía de vida.

Jim se reveló también como un profundo conocedor del libro I-Ching, la biblia del cambio, lo cual dio lugar a una genial conversación off-the-record sobre las diferentes etapas y patrones de la mutación permanente que hay en la naturaleza.

¡Gracias, Jim, por la inspiración!

 

[La entrevista en su idioma original puede encontrarse en la versión en Inglés del Blog (http://www.homosentiens.com/). Aquí la he traducido al castellano ‘porteño’.]

 

- ¿Hay alguna diferencia emocional específica entre las personas chinas y las argentinas?

[Jim] – No, no existe una diferencia que se deba a la nacionalidad. Depende del trasfondo de la persona, de su experiencia y carácter, no de su nacionalidad.

 

- ¿Creés que las personas argentinas y chinas tienen al menos una manera diferente de expresar sus emociones en el trabajo?

[Jim] – De nuevo, no es un asunto de nacionalidad. Sugiero definirlo como influencia de un trasfondo cultural. De esa manera sí puede hablarse de diferencias en cómo nos expresamos. Tal vez las creencias son la clave.

 

- ¿Cuáles son las emociones más frecuentes que has sentido a lo largo de estos años aquí en Argentina, siendo Huawei una compañía de crecimiento tan vertiginoso?

[Jim] – He estado enojado, contento, triste… He sentido alegría. Durante los 5 años que he estado trabajando aquí he atravesado diferentes etapas. El primer año y medio fue de mucha presión, y no tenía un muy buen control de las circunstancias. Eso me preocupaba. Sin embargo, luego comencé a encontrar mi sentido. Me hice más equilibrado; aprendí un montón acerca de controlar mis emociones.

 

- ¿Asociarías la falta de control sobre las circunstancias con la preocupación, en general?

[Jim] – Por supuesto. Te sentís menos seguro.

 

- Entonces, controlar nuestras emociones es algo que aprendemos. ¿Qué te hace bueno en controlarlas de manera efectiva?

[Jim] – Debés familiarizarte con el entorno, acumular experiencia para poder lidiar con las situaciones. Debés trabajar en la introspección. Para discernir a la gente y a las cosas rápidamente. Ésas son habilidades principales.

 

- En cuanto a la toma de decisiones, ¿se toman mejores decisiones cuando controlas tus emociones?

[Jim] – Sí. Tomás decisiones más razonables. Ninguna decisión está absolutamente bien o mal. Es, a lo sumo, más razonable.

 

- Yo creo firmemente que toda decisión, no importa cuán racional sea, contiene algo de emoción…

[Jim] – Exacto. Pero a veces no podés detectar ese algo. A veces ese algo te manipula.

 

- ¿Es difícil motivar a los empleados en esta Argentina actual, llena de incertidumbres (económicas, sociales, etc.)?

[Jim] – No con las herramientas correctas. De hecho, es más fácil motivar a la gente cuando la incertidumbre es alta. Cuanto más calmo el entorno, más difícil es motivar a alguien. Por ejemplo: cuando contás con un proyecto desafiante y finalmente obtenés el resultado, te sentís seguro de vos mismo. Tanto en el trabajo como en la vida. Así te activás. Sin embargo, en situaciones de calma el futuro es tan predecible que no tenés nada de qué preocuparte. Podés vender 100 millones y sabés que los vas a vender otra vez y otra vez. No hay sentimiento.

 

- Bueno, me hiciste recordar a Jorge Wagensberg, un biofísico barcelonés que sostiene que la lucha contra la incertidumbre es inherente a la naturaleza de la vida misma. Contamos con un montón de procesos –desde el ADN, pasando por las células, hasta nuestra actividad mental- evolutivamente construidos para enfrentar la incertidumbre. ¡E incluso funcionan mejor cuando el ambiente es incierto! Quedamos más motivados. ¡Vos dijiste exactamente lo mismo!

[Jim] – Puedo dividir –como normalmente se hace- a la gente en dos categorías. ‘Hacia dentro’ y ‘Hacia afuera’. Cuando enfrentan un problema inesperado, las personas ‘hacia dentro’ miran dentro de sí mismos para encontrar la solución. Los ‘hacia afuera’ procuran la solución entre quienes los rodean (padres, amigos, jefes e incluso la organización). Diferentes estilos de pensamiento dan lugar a diferentes conductas. No puede decirse cuál es mejor; depende del carácter personal.

A veces te ves forzado a buscar la solución de la manera contraria. Aprendés de la experiencia. Yo soy más ‘hacia adentro’, entonces exploro dentro de mí mismo para encontrar la solución. Pero con la práctica aprendí también a buscar la solución afuera, lo que no era espontáneo en mí.

Como conclusión, si pensás de manera equilibrada, te vas a transformar en alguien más maduro y vas a utilizar plenamente tanto tu potencial como el entorno. Vas a controlar tus emociones más fácilmente. A veces veo que la gente se desespera. Ése es un estado muy peligroso. No me gusta y pocas veces lo experimenté.

 

- Las emociones y las motivaciones están vinculadas intrínsecamente, ¿verdad?

[Jim] – Tenés que controlar lo que querés. Si siempre estás insatisfecho o lidiando con proyectos que están más allá de tu capacidad… eso va a desesperarte.

¿Qué pasa cuando tenés expectativas muy altas? Podés toparte con insatisfacción. Si controlás las expectativas, controlás las emociones. Y ésa es la manera como manejamos la satisfacción de los clientes.

 

- Ese punto que sacaste a colación es excelente. No te había preguntado por la satisfacción de los clientes todavía, pero es esencial para Huawei porque Huawei se construye alrededor del cliente. Tiene al cliente en su centro, como el núcleo de una célula.

[Jim] – Tenemos un dicho en chino: Si te sentís satisfecho vas a estar siempre feliz.

 

- Ahora que mencionabas el asunto de control y capacidades, me viene a la mente la teoría del Flow, del psicólogo húngaro Mihaly Csikszentmihalyi. [Dibujo un diagramita mientras hablo… No lo puedo evitar]. <<Burnout>> [estar quemado] si se te sobreexige más allá de tus habilidades, <<boreout>> [aburrirse como un hongo] si estás sub-desafiado. La mejor situación es aquella en la que fluís [flow] con la actividad.

[Jim se ríe] – ¡Ahí está! ¿Lo ves? ¡Aquí está una diferencia visible entre la metodología china y la metodología occidental! El trasfondo cultural hace que el pensamiento occidental sea más específico, siempre recurriendo a diagramas. El enfoque chino es usualmente más genérico, abordando el asunto de una manera más abierta. Sólo una palabra alcanza: un concepto aproximado. Es como la medicina. La medicina occidental mide todo de tu cuerpo. Analiza los componentes de tu sangre, por ejemplo, glóbulos, colesterol, presión, proteínas, unidades… La medicina china, por el contrario, es a veces de índole más ‘mágica’ porque se apoya en la experiencia  del doctor. Te prescribe algo de acuerdo con sus 30 ó 40 años de experiencia, no específicamente escrita. Por eso es que no se ha aceptado a la medicina china en la cultura occidental: no hay un vínculo directo entre la metodología y los síntomas.

 

- Supongo que ambos enfoques tienen sus pros y contras. El riesgo de medirlo todo es que podés perderte en el análisis…

[Jim asiente] – La medicina china tiene su aspecto positivo: no te analiza ‘por partes’ como lo hace la medicina occidental. Nada de mano por un lado, dedo por otro, etc. Ve a tu cuerpo como un sistema. Hay una conexión entre cierta parte de tu mano y el estómago, y es por eso que la acupuntura funciona.

 

[Me encanta la idea: el enfoque sistémico. ¡Ahí está el <<mentecuerpo>> como un todo! Es como las emociones: ¿dónde las encontrás? A través de todo tu cuerpo es la respuesta, ¡porque las emociones son sistemas de química e información!]

 

[Jim continúa] – La medicina es un campo en el que estoy muy interesado. Cuando vuelva a China, voy a aprender algunas técnicas.

 

- Entonces, también estás interesado en cómo funcionamos por dentro.

[Jim] – Sí. Pero hay dos cosas que nunca sabremos. Una de ellas es el secreto del espacio más exterior. La otra: explicar el cuerpo humano en su más fino detalle. Yo prefiero el pensamiento genérico; contempla las emociones.  □

 

This entry was posted in economía-marketing-negocios, entrevistas and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to “Si controlas las expectativas, controlas las emociones” – Diálogo con Li Zhuming

  1. Carlos Costa says:

    Federico: quiero felicitarte por esta publicación y tu obra en general.
    Soy un seguidor de la filosofía oriental con sus particulares enfoques para el logro de los objetivos en la vida personal y profesional.
    Te estaré visitando y cuando gustes podemos juntarnos a tomar un café. Un abrazo

    Carlos Costa

  2. Florencia Santamaría says:

    !Muy buena la entrevista! Comienza diferenciando dos culturas “opuestas” y el recorrido nos lleva a lo esencial “lo humano”. La cultura, como condicionante de la posición que tomamos para observar un mismo objeto. La sistémica, parece querer romper las barreras y dejarnos ir un poco más lejos en nuestro entendimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>