¿La vergüenza… tiene sede en el cerebro? ¿En qué dirección?

          En Junio de este año salió la misma noticia en varios medios. Su título fue: <<Hallan el lugar exacto del cerebro donde se origina el amor>>. Una frase bastante atractiva, por supuesto, que incentiva a leer la nota y a tener de qué hablar junto a la máquina de café en la oficina. Bueno, hace poco se divulgó otro titular parecido: <<Identifican la zona del cerebro que controla la vergüenza>>. Y así podría citarte otras notas más, como <<Identifican la zona del cerebro que acciona la generosidad>>, y más, y más…

          A lo cual quiero decirte: ¡ATENCIÓN! ¡No es tan así como te lo pintan! Estos titulares pertenecen a una nueva ola en la que está de moda afirmar que en el cerebro se encuentra la sede de todo lo que se te ocurra. Gracias a las técnicas de neuroimagen, como la resonancia magnética funcional (fMRI por sus siglas en inglés), los científicos están descubriendo que ciertas áreas del cerebro trabajan más que otras cuando realizamos ciertas operaciones cognitivas o sentimos ciertas experiencias. Pero identificar zonas más activas no es lo mismo que identificar la dirección exacta, con calle y número, del procesamiento de una emoción. Con ayuda de los que hacen prensa, y también por la ambición de algunos científicos para hacerse conocidos, los resultados se distorsionan al punto de afirmar que la emoción tal o cual se encuentra por aquí o por allí.

          Todo esto me hace acordar a la época en que los titulares reiterativamente decían: <<Encuentran el gen de esto o de lo otro>>. Una moda en la que proliferaban versiones súper incorrectas sobre “haber hallado el gen para…” la obesidad, para el alcoholismo, para los ataques de furia, etc. Quiero que tengas muy en cuenta que no hay genes “para” esas cosas. Y tampoco hay, como lo afirmaba la frenología (una pseudociencia de hace siglo y medio), cubitos de cerebro que se dediquen exclusivamente a comandar el enamoramiento, la vergüenza, la esperanza y otras yerbas emocionales.

          Para que sientas una emoción es preciso que se orqueste la participación de distintos recursos cerebrales distribuidos en distintos puntos y profundidades, que a su vez generan una cascada de neurotransmisores y respuestas hormonales. No alcanza con decir que la vergüenza está en la calle neuronal Felipe Vallese al 300, esquina con sistema límbico.

       ¿Querés saber la verdad del artículo sobre la vergüenza? He aquí lo que el experimento hecho por investigadores de la Universidad de California mostró: Cuando nos exponemos a hacer el ridículo -como cantar una canción desafinando adelante de los demás- sentimos vergüenza. Aquellos pacientes del estudio que presentan daños neurológicos en la Corteza Cingulada Anterior (alias CCA, una parte del cerebro adentro de nuestros lóbulos prefrontales, bien atrás de nuestra frente), no sienten tanta vergüenza como los voluntarios sanos. Claro, ¡qué piola! Con el cerebro roto en algún lugar, las cosas no funcionan bien. Pero decir que la vergüenza (como proceso emocional) no se despliega  correctamente con la CCA afectada, no es lo mismo que asegurar que la CCA sea la “sede” de esa experiencia. La verdad de la milanesa cerebral es que en la CCA también se procesa el dolor emocional de ser rechazados, la valoración de un episodio de injusticia, y varios sentimientos más. Es un recurso compartido por varios procesos emocionales.

          En resumen: vergüenza les debería dar a quienes publican en estudios científicos o en artículos de tirada masiva, semejantes titulares tan taxativos y terminantes. ¡No creas todo lo que te dicen! Y menos ahora que la neurociencia está de moda, y los conceptos se replican como en un teléfono descompuesto.

Refs.:

• Hallan el lugar exacto del cerebro donde se origina el amor: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120620_cerebro_amor_lugar_men.shtml

• Identifican la zona del cerebro que acciona la generosidad: http://tn.com.ar/sociedad/identifican-la-zona-del-cerebro-que-acciona-la-generosidad_030424

• Identifican la zona del cerebro que controla la vergüenza: http://www.muyinteresante.es/identifican-la-zona-del-cerebro-que-controla-la-vergueenza

• <<Activación cerebral asociada con procesos evaluativos de culpa y vergüenza: un estudio de fMRI>>. (paper científico): http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1053811904004288

 

 

This entry was posted in cerebro sentiens and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>