CrossFit: ¿indicio de la obsesión por el aspecto físico?

Crossfit 1          Lamentable es enterarnos de que alguien tan joven acaba de morir haciendo deporte. Es el caso de Manuel, el Santafecino de 26 años, de quien supimos esta semana por haberse desvanecido haciendo CrossFit, una disciplina de alta intensidad que combina ejercicios militares (como trepar sogas, saltar gomas de camión o subir y bajar escalones). Por supuesto que no hay actividad física que esté exenta de accidentes o riesgo de vida, y a la mente nos vendrán varios casos de jugadores de fútbol que sufrieron muerte súbita, nadadores ahogados y así podríamos seguir la lista.

          El valor social de esta noticia no debe radicar en castigar al CrossFit como práctica deportiva, sino más bien en alertar a quienes eligen ejercicios físicos de tanta exigencia para que conozcan los riesgos que se corre cuando uno exagera y le pide al cuerpo que responda a semejante intensidad. Específicamente si el deportista trae de antemano una condición cardíaca (como el propio Manuel).

       Pero hay un costado adicional en este episodio que merece apreciarse desde el conocimiento de nuestros procesos cerebrales –aquellos que dan lugar a nuestras emociones y a la forma de relacionarnos en sociedad. Insisto, mientras un deporte se practique apropiadamente, bienvenido sea. Pero sospecho que hoy día el CrossFit –de moda hace muy poco tiempo, ya que cumple sólo 3 años en la Argentina- constituye una de las prácticas que encarnan la obsesión moderna por el aspecto físico.

          Somos seres sociales por naturaleza y nuestro cerebro está repleto de recursos que funcionan como mecanismos de alarma adaptativos: así  podemos darnos cuenta si estamos siguiendo los códigos y convenciones de la sociedad que nos recibe desde que somos bebés. Por ejemplo, la vergüenza es una emoción universal en los humanos que ganamos gracias a la evolución (y por eso me atrevo a afirmar que es una emoción universal en muchísimos mamíferos: sabés de perros que sufren después de que los ‘esquilás’ en la peluquería canina y ni quieren salir a la calle). Incluso, neurocientíficos famosos por identificar que ciertas partes del cerebro se nos activan ante el dolor por rechazo social Continue reading

Posted in actualidad, búsqueda de aprobación | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Malaysia Airlines y el Sesgo de Disponibilidad

Avion despegando Malaysia          Nuevamente, en el centro de la escena, un avión de Malaysia Airlines. Efectivamente, el MH17 -cuyos fragmentos presentan pequeñas marcas que evidencian haber sido alcanzado por un misil- es el segundo avión de la misma compañía que en unas pocas semanas protagoniza dos tragedias aéreas.

¿Cómo reacciona espontáneamente nuestro cerebro ante semejante noticia? El llamado sesgo de disponibilidad, conocido ampliamente por los psicólogos cognitivos, consiste en una interpretación distorsionada: nuestra mente nos lleva a incorporar el dramatismo de las noticias para sacar conclusiones tajantes sobre cómo funciona el mundo. ¿Por qué?

          Como afirma el historiador científico Michael Shermer, uno de los mecanismos más importantes que están en permanente funcionamiento gracias a los circuitos neuronales dentro de nuestra cabeza es ni más ni menos que un <<motor de creencias>>. Desde que somos bebés, necesitamos saber cómo funciona el mundo y nosotros en ese mundo que nos recibe. Precisamente, con el término de “creencias” la psicología y las neurociencias modernas hacen alusión a cualquier modelo que tengamos de la realidad (no solamente a cuestiones políticas o religiosas).

Malaysia-Airlines-MH17          Uno de los programitas básicos que todos traemos de origen, por naturaleza y como cortesía de haber evolucionado de animales más primitivos, es la extraordinaria capacidad de hallar patrones y relaciones de causa-efecto. Pensá: encontrando las relaciones causa-efecto apropiadas, el cerebro primate de nuestros antepasados (y posteriormente un cerebro homínido… hasta llegar a un cerebro humano) era capaz de discernir si determinadas acciones representaban riesgos o si ciertas marcas en el suelo constituían huellas de posibles predadores, por ejemplo.

          El tema es que la información a la que estaban expuestos nuestros antepasados era algo absolutamente dependiente de sus propios ojos. Las conclusiones que sus cerebros pudieran sacar dependían de acontecimientos disponibles: ahí delante de sus narices. Continue reading

Posted in actualidad, creencias | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Otra visión de las emociones

Engañando nuestro procesamiento visual: Aún sabiendo que las líneas son todas rectas paralelas, no podés evitar verlas curvas. De la misma manera, engañamos ciertos procesos emocionales sin querer en nuestra vida cotidiana, y sentimos experiencias que podríamos manejar mejor. Para eso es preciso entender qué funciones emocionales ejecuta nuestro cerebro.

Engañando nuestro procesamiento visual: Aún sabiendo que las líneas son todas rectas paralelas, no podés evitar verlas curvas. De la misma manera, engañamos ciertos procesos emocionales sin querer en nuestra vida cotidiana, y sentimos experiencias que podríamos manejar mejor. Para eso es preciso entender qué funciones emocionales ejecuta nuestro cerebro.

Te voy a hacer dos preguntas:

1) ¿Por qué sentís las emociones que sentís?

2) ¿Por qué querés lo que querés?

Creo que a todos nos gustaría entender mejor cómo funcionamos, ¿no? Bueno, las emociones no son incorpóreas o nebulosas: funcionan porque hay circuitos en nuestro cerebro y hay química de nuestro cuerpo que se articulan en una secuencia de pasos.

A efectos de explicarlo mejor, primero voy a tomar un ejemplo de la percepción: Para que tengamos el sentido de la vista, en nuestro cerebro suceden procesos muy concretos que pueden individualizarse. Podemos llamarlos <<funciones>>. La función de decodificación de la tercera dimensión y la función de detección del movimiento, por ejemplo, son independientes una de la otra. Desafortunadamente, evidencia de esto es que hay gente que ve las cosas perfecto pero no ve bien cómo se mueven. Cuando les sirven una taza de té, de repente la ven vacía y al instante llena (un problema que se llama akinetopsia).

Al igual que pasa con la percepción, cada emoción se procesa con funciones muy concretas. Esas funciones menores no se sienten, obvio. Lo que se siente como emoción es el resultado del proceso que incluye esas funciones. ¿Ejemplos de funciones emocionales?

  • La búsqueda de autosuficiencia, que se enciende cuando tenemos un añito y le sacamos la cuchara a mamá para emprender la autonomía. Después motiva logros a lo largo de toda la vida.
  • La comparación: estás contento cuando te dan un aumento del 20% del sueldo, pero te enteraste que a los demás les dieron un 40%. Chau alegría. Continue reading
Posted in cerebro sentiens | Tagged , , , , , , , , , , | 2 Comments

“Lo contrario del amor es el miedo” – diálogo con Lorena Bassani, autora de Amar Mejor

Con Lore Bassani          Seguramente en algún momento te preguntaste por qué hoy en día las parejas están teniendo tantos conflictos y se están separando tanto, ya sea por situaciones que experimentaste en tu propia vida o por los casos que ves a tu alrededor. Y te apuesto a que en algún punto, aunque sea en una ráfaga fugaz, tu mente advirtió que ese concepto de “pareja tradicional” que nos inculcaron desde antaño involucra conductas que ya no sirven más…

Tapa Libro Amar Mejor          Bueno, no estás ni solo ni sola con tu intuición. Lorena Bassani también cree que el paradigma que tenemos de pareja está en crisis, es obsoleto y debe reformularse. Más que creer, en realidad lo sabe. Y por eso, autodefinida como orientadora espiritual, Lorena acaba de publicar un libro que presenta un método para proveer a las personas de herramientas que les permitan desarrollar vínculos de pareja más sanos. Su libro se llama Amar Mejor (de Ediciones B). Con semejante título, y con una autora que refleja semejante convicción, no pude evitar mi ansia por indagar más en este asunto –siempre orbitando alrededor de las emociones, claro, ¿cómo podría ser de otra manera?

- ¿Cual es la emoción más conflictiva que identificás en tu trabajo sobre las relaciones de pareja?

[Lorena] – Sin dudas, es el miedo. Mi libro se llama <<Amar Mejor: un método para parejas sin miedo>>. ¿Viste que siempre dicen que “lo contrario al amor es la indiferencia”? No es verdad. Tampoco es el odio. Lo contrario al amor es el miedo. En esencia, todos somos un 99% amor puro, y aquello que nos va separando del amor puro es miedo. Continue reading

Posted in entrevistas, libros, relaciones humanas | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

La ebullición en primavera

      <<Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera>>. No me preguntes cuál es la fuente original de esta frase… Sólo te puedo decir que la leí más de una vez en algún que otro grafiti por ahí. La frase está a tono con la promesa que te hice hace ya varios meses, en aquel entonces que escribí un breve post sobre las emociones en invierno. ¿Para cuándo algún artículo sobre las emociones en primavera? Bueno, demoró, pero finalmente aquí está. Demoró tanto como los calores en este 2013, que llegaron después de un gran período primaveral con bastante frío.

          La frase del comienzo puede parecerte hermosa y poética. Y, en efecto, lo es. Pero en un tipo como yo, que no para de meter la nariz en biología evolutiva, en neurociencia de las emociones y otras yerbas, no hace más que evocarme los procesos internos que son propios de los cambios estacionales. Procesos internos que, por supuesto, impactan en todo el ecosistema. Es que, claro, haya flores o no, la expresión de los genes de los organismos vivos (y no sólo hablo de vegetales) transitan cambios importantes con la expansión de las horas de luz típicas del período primaveral. Y con el aumento de las temperaturas.

          Cambios tan importantes que llevan a las palomas macho a cortejar a las palomas hembra de esa manera tan típica que todos vemos habitualmente (¡en cualquier plaza del mundo!). Hacé click en el subtítulo de la foto de arriba y vas a acceder al video que yo mismo filmé. Ya te resultarán familiares esos saltitos, esos giros, esas corriditas y esas infladas de buche que se mandan los palomos en busca de un fugaz apareamiento. Continue reading

Posted in actualidad, reflexiones | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment

¿Para cuándo los sistemas emocionales?

distintos sistemas del organismo en el kiosko

        El otro día me topé sorpresivamente de frente con el kiosko que está casi en la esquina de Rivadavia y Reconquista, y me encontré con un repertorio de afiches desplegados que me dejó reflexionando. En primer lugar, me pareció súper positivo que lo que más llamaba la atención de lo exhibido no fuesen las colitas de cuadril y los lomos que se promocionan en las tapas de las revistas hoy día –mercado de carrrrne si los hay, así con muchas “erre-con-erre-guitarra-s”. No. Lo más llamativo es que podías ver posters en los que pedagógicamente se ilustran los distintos sistemas del organismo: sistema ocular, sistema urinario, sistema nervioso, sistema táctil, etc. ¡Hasta un afiche del código genético! Piezas muy interesantes para cualquiera, más aun para regalarle a algún chico en edad escolar.

lámina de Revista Anteojito

        Bien, en este punto, antes de contarte acerca de mi segunda reflexión (la que me inspiró a redactar este breve post) también voy a confesarte sobre otra sorpresa incluso más reciente. ¿Sabías que el viejo y querido Museo de Telecomunicaciones –esa construcción centenaria que queda en costanera sur- ahora está transformado en un llamado “Museo del Humor”? Recorriendo con Glo el fin de semana pasado algunas de sus galerías, me invadió bastante nostalgia al encontrar en cuadritos y marcos algunas tapas de revistas muy antiguas, como Billikens del año del ñaupa. Bueno, una de las piezas colgadas de la pared (la de la sorpresa en cuestión) es ni más ni menos que una lamina escolar desplegable –que venía en la famosa revista Anteojito- en la que se revelan de forma muy simplificada y graciosa los mecanismos de nuestro organismo humano. Palancas simulando las articulaciones de los brazos, columnas representando los huesos de las piernas, e incluso operarios fabriles contribuyendo a procesos químicos en una metáfora de la digestión.

        ¿A qué viene todo esto? A que, efectivamente, Continue reading

Posted in actualidad, cerebro sentiens, reflexiones | Tagged , , , , , , , , , | 1 Comment

Candy Crush Manía: ¡estímulo supernormal!

La siguiente columna fue publicada en la revista Newsweek Argentina de Agosto 2013, p.55, en función de la nota de tapa. ¡Gracias a Exequiel Siddig y a Newsweek Argentina por el espacio y la invitación!

Tapa Newsweek Agosto 2013

   ¿Obsesionados con un juego para smartphones? ¿Puede ser posible? Sí, ¡por supuesto que sí! Y te voy a explicar por qué.

          Nuestros procesos emocionales no son recientes, sino que los fuimos ganando evolutivamente a medida que nos transformamos de simples mamíferos a primates, y finalmente a humanos. Para que te hagas una idea, el repertorio de emociones que tenemos hoy es el mismo al que nuestros antepasados echaban mano cuando tenían que resolver sus problemáticas de hace cuarenta mil años. El asunto es que con una puesta-en-escena como la contemporánea, los estímulos nos llevan a ‘encender’ nuestra circuitería emocional de manera disfuncional.

            Por ejemplo: está bien que sientas dolor por rechazo y exclusión, ya que en tiempos que habitábamos la sabana africana quedar fuera de la manada constituía un riesgo inmenso. Podías transformarte en cena para los leones. Y desde que eras un cachorro de homínido, debías reparar de inmediato la experiencia de separación para buscar la protección adecuada. Lo que no está bien es que hoy sientas una angustia tremenda porque tu pareja no te mandó el mensajito en whatsapp de los buenos días, o que te frustres porque tu foto en facebook no alcanzó todos los ‘me gusta’ que querías. Muchos de los estímulos que experimentás hoy en día son supernormales: apelan a tus emociones mucho más fuertemente que los estímulos que encontrarías en la naturaleza. Prácticamente, las secuestran. Y les quitan utilidad.

            Ese secuestro emocional se hace evidente con las adicciones al entretenimiento. ¿Por qué las máquinas tragamonedas nos dejan embobados tirando de la palanca? Porque, como buen estímulo supernormal, sobreestimulan nuestros circuitos de dopamina. Continue reading

Posted in actualidad | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

¿Estás sonando en el CD de tu propia vida?

¿Dónde está Unidos da Tijuca? Mmm…

          Resulta que el otro día me pongo a revisar CDs antiguos y encuentro uno del año 1999 que tiene sambas de Río de Janeiro. Todos los años, la liga Independiente de las Escolas de Samba (que desfilan en el <<Grupo Especial>> durante el carnaval) anticipa con un disco los temas que meses más tarde sonarán durante el festejo. Fanático como soy yo de este tipo de canciones, desde hace muchos años que vengo comprando estos discos y vengo siguiendo las competencias de sus desfiles.

          Como me acordé que en el ‘99 había unos sambas muy buenos, lo puse a sonar. Pero lo que me sorprendió mientras escuchaba -cosa que no recordaba- es que una de mis escolas de samba favoritas no estaba en el CD. ¿Qué había pasado con Unidos da Tijuca aquel año? Definitivamente no figuraba en la lista de las 14 canciones de ese carnaval. Es que en el año anterior, Unidos da Tijuca no había hecho un buen desfile y lamentablemente había quedado última en la tabla. Eso hizo que saliese del <<Grupo Especial>> y descendiera al llamado <<Grupo de Acceso>>.

          Ahí es que me puse a reflexionar… ¡Qué dinámicas que son las circunstancias de nuestra vida! Hay períodos en los que la pasamos bastante mal y pareciera ser que todo el esfuerzo del pasado se desvaneció. Las situaciones no nos favorecen y nos hundimos emocionalmente, descendiendo del <<Grupo Especial>> de nuestros planes. En esas circunstancias, dejamos de ser protagonistas de nuestros propios objetivos y nuestra música no suena en el CD de nuestra propia vida. Continue reading

Posted in la felicidad, reflexiones | Tagged , , , , , , , , | 1 Comment

La trazabilidad emocional

          Tus recuerdos emocionales más valiosos incluyen memorias de las personas que participaron en tu vida, y las sensaciones que experimentaste gracias a ellas. Pero muchos de esos recuerdos están teñidos por la intervención de marcas y productos, con sus imágenes, sabores, y la experiencia de consumirlos. ¿Te acordás de los juguetes de cuando estabas en la primaria? ¿Te acordás de qué lapiceras o máquinas usabas para escribir? ¿Te viene a la mente cual era la harina que usaba tu abuela para hacerte las galletitas al horno, o incluso la forma de ese horno y las bebidas que había arriba de la mesa cuando te sentabas a la merienda?

          Es inquietante darte cuenta de que esa cotidianidad emocional que vivís hoy, o los sentimientos que tanto añorás de cuando eras chico, están en buena medida construidos en base a un entorno que se elaboró de manera caprichosa por cuestiones económicas y bien distantes de tu corazón. Eso es precisamente lo que se revolvió dentro de mí cuando me puse a leer el extraordinario número de la revista Apertura de Mayo del 2013. Es un número en que, con motivo de celebrar su 30º aniversario, repasan rápidamente y con sagacidad un sinfín de episodios económico-sociales de nuestro país desde 1983.

          Y fue entonces que se me ocurrió importar el término trazabilidad de la disciplina de Gestión de Calidad, y aplicarlo a las emociones. Con la trazabilidad se trata de averiguar qué acciones en la larga trayectoria de conformación o transporte de un producto son responsables para que hoy esté teniendo lugar un cierto fenómeno. De la misma forma, puede trazarse hacia atrás -como si de un trabajo forense se tratara- el camino por el que los distintos eventos conformaron tus emociones. Continue reading

Posted in reflexiones | Tagged , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments

Las emociones en invierno

          El otro día, de casualidad, me crucé con un artículo en el diario El Comercio de Peru. La psicóloga que la autora entrevistaba, Erika Grados, comentaba que en invierno puede aparecer una cierta depresión de tipo estacional. Me llamó la atención porque, como toda publicación, a uno le llega más cuando hay algo de lo que se está diciendo que lo toca de manera personal (aunque lo que se diga tenga carácter riguroso o científico y aparentemente sea “distante” sentimentalmente). La nota evocó en mí aquella sensación tan particular que hace varios años el invierno de Escocia me hizo surgir… Con el sol desapareciendo del cielo a las 15:30 pm, con amaneceres súper tardíos -mucho después del desayuno ¡aunque lo tomaras re tarde!-, con días nublados y plomizos llenos de nieve que te golpeaba la cara de costado bajo la fuerza del viento y temperaturas que con suerte superaban los cero grados, yo me había comenzado a sentir muy aburrido y abatido a medida que pasaban las jornadas.

          La psicóloga Grados afirma que el descenso de la temperatura y la reducción de horas de luz en la temporada invernal pueden causar lo que se llama TAE (Trastorno Afectivo Estacional). Muchas personas experimentan una ligera depresión en otoño y en invierno, y sus síntomas pueden orbitar alrededor de la tristeza, el sentimiento de vacío, pesimismo y falta del entusiasmo habitual que caracterizan otras épocas del año como la primavera y el verano. Más aun, algunos llegan a cambiar bastante de peso, a ponerse irascibles y a sentir mucha ansiedad.

          Claro, ¡cómo no me iba yo a sentir mal en aquellas latitudes del norte! Allá fue que me di cuenta: soy un bicho de la temporada primavera/verano. Continue reading

Posted in actualidad, emociones y salud | Tagged , , , , , , , , , , , , | 2 Comments